Índice del Foro Foro de Odinismo - Ásatru
Foro de Odinismo - Ásatru
El Foro Odinista - Ásatru de España
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegístreseRegístrese 
 PerfilPerfil   Identifíquese para revisar sus mensajesIdentifíquese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 

TORMENTA DE OTOÑO

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Odinismo - Ásatru -> Literatura
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
OLAT
Odinista


Registrado: 15 Sep 2010
Mensajes: 44

MensajePublicado: Lun Nov 28, 2011 10:53 am    Título del mensaje: TORMENTA DE OTOÑO Responder citando

TORMENTA DE OTOÑO

Los colores ocres y amarillentos
del otoño nos rodean.

Suenan las hojas caídas,
golpes monótonos […]
llueve en el bosque.

Allí arriba,
sobre las copas,
chocan las nubes grises,
como enormes navíos en guerra,
liberando un gran estruendo,
abriendo su vientre,
donde nace el poderoso rayo.

Se descorre el ropaje
de un viento invernal.

Espectrales destellos eléctricos
del dios Thor,
alumbran los grandes troncos.

El mjolnir ha hablado.

Se erizan los pelos del guerrero,
sus ojos aguantan bajo el yelmo,
sus manos se aferran
con poderosa fuerza
al mango del gran hacha.

Le cubre por todo su cuerpo,
un manto de humedad,
pero el aguanta.
[Su corazón guarda la fuerza
del coraje].
Los pies entumecidos
Contienen los secretos
de sus gestas.

Los dioses le protegen.

Odín le observa con
complaciente sonrisa.

Lentamente,
se mueven,
sus agarrotados miembros,
recobra a duras penas
el perdido aliento,

Ya se levanta,
ya camina.

Su espada sujeta al cinto,
la gran hacha sobre el hombro.

Ya camina jovial,
bajando alegre la montaña,
retornando al hermoso
valle de su niñez,
a la morada interna
de sus ancestros.

Con la muerte engañada,
la vida regada de hidromiel,
se vuelve más dulce.

En un saliente del bosque,
un gran lobo blanco,
le observa fijamente,
el cree ver en su rostro
el beneplácito
del gran dios.
...................................
[Olat, Madrid 23.11.11]

_________________
Odín, Thor, Freya, Balder, protejenos. Vali te hacemos valedor de nuestra venganza.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Gardar Caste
Odinista


Registrado: 16 Oct 2011
Mensajes: 42
Ubicación: Castellón

MensajePublicado: Lun Nov 28, 2011 6:40 pm    Título del mensaje: Responder citando

Hails! wow esta muy chulo, te ha quedado muy bien, sin duda recuerda al otoño y sus tormentas. Ok
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Ermanamer Gautarson
Orden de Gaut


Registrado: 21 Feb 2011
Mensajes: 322
Ubicación: Murcia

MensajePublicado: Mar Nov 29, 2011 4:23 am    Título del mensaje: Responder citando

Impresionante, por cierto cada dia que pasa por aqui me acuerdo mas del Uro blanco.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
OLAT
Odinista


Registrado: 15 Sep 2010
Mensajes: 44

MensajePublicado: Mar Nov 29, 2011 12:50 pm    Título del mensaje: EL HACHA DEL GUERRERO Responder citando

Muchas gracias, a ver si os gusta el Hacha del guerrero:
....................................................................................

Alfredito bajó las escaleras de su casa y salió a la calle. Los coches, la gente con prisas se le aparecieron de pronto. Puso toda su atención en cruzar.

Los pasos pintados de “cebra”, es decir unas rayas pintadas en el suelo de forma discontinua blanco-negro, le permitían pasar de un lado a otro con relativa seguridad. Pero mucho más, cuando cada paso se encontraba regulado por un semáforo, y sólo cuando se encendía la luz verde, sabía que era el momento de avanzar y cruzar las aceras.

Pero, ¿y si no venían coches?, pues a lo mejor si no se divisaban por la zona guardias de vigilancia, entonces uno podía atreverse a cruzar por el cebra aunque la luz se hallase en color rojo.

Mucho cuidado con el ámbar, porque esto era lo más peligroso, a veces, mucho más que cruzar en rojo, ya que al cruzar con este color por lo menos se tenía la seguridad de que cuando se cruzaba no venía ningún coche.

Pero el ámbar… el ámbar era un instante intermedio y los coches no solían parar y aceleraban para evitarse el rojo. Así, que uno debía quedarse totalmente parado en el borde de la acera y esperar a que todos los vehículos a motor frenasen totalmente y entonces poder cruzar.

Alfredito cruzó sin problemas con la luz en rojo. No se veían coches en ese instante ni por la derecha ni por la izquierda. Luego, se dio un paseo a lo largo de la calle y fue a pararse frente a un escaparate que llamó notablemente su atención.

En ese lugar se apilaban multitud de juguetes de todas formas y tamaños. Las fiestas de Navidad y Reyes se encontraban ya muy próximas y era este el tiempo donde los habitantes de la gran ciudad se lanzaban a un consumo desenfrenado, comprando de todo, y era también el tiempo de adelantarse y comprar los ansiados juguetes antes de que estos se agotaran.

Alfredito observaban todo pegando sus mejillas contra el cristal. Su cara parecía así de lo más graciosa, con la pequeña naricita deformada y los ojillos abiertos como platos.

De pronto, entre la inmensa juguetería, el chico se fijó en una pequeña figurita que se encontraba justo en una esquina de un estante inferior. Representaba a un guerrero vikingo. Portaba en una mano un gran hacha y en la otra una espada. La cabeza se hallaba cubierta por un yelmo y debajo colgaba una gran melena pelirroja.

Este era un juguete tradicional pero inesperado para el niño, y supo al momento que lo deseaba. Así que tímidamente abrió la puerta de la tienda y entro a preguntar por el precio.

5.95, le informó una simpática dependienta. Alfredito rebuscó en su carterita y sí, de allí salió un billetito de 10 regalo de sus abuelitos que en una reciente visita se lo habían ofrecido para la hucha.

Alfredito realizó la compra, recogió el cambio y se metió la figurita en el bolsillo del pantalón. Salió de la tienda muy contento y un tanto eufórico. Tanto que no reparó en nada y se dispuso a cruzar la calle casi sin mirar. Entonces, cuando estaba a punto de hacerlo, sintió un pinchazo que le produjo un molesto dolor en el muslo, justo debajo donde se encontraba el bolsillo, y justo donde se había guardado la figurita del feroz guerrero.

Se paró en seco y se palpó, notó que sangraba un poquito, probablemente se le había producido una pequeña herida, pero cómo había sucedido esto.

Se metió la mano en el bolsillo y extrajo la figurita. El guerrero vikingo tenía el hacha manchada de la sangre del niño.

----- “Maldito, te odio”… balbuceo.

Y acto seguido arrojó la figurita en un cubo de basura.

----- “Ya no te quiero, hala…. Malo, mas que malo.”

El niño lloraba.

Lo que ignoraba Alfredito, es que el vikingo le había salvado la vida. Si no se hubiese parado al sentir el hachazo del vikingo, entonces habría ocurrido una terrible desgracia, ya que en ese preciso instante un camión atravesó el paso de cebra a toda velocidad y el niño habría sido mortalmente arrollado.

Allí en el fondo oscuro de un cubo de basura se encontraba el guerrero y su espíritu salió a la superficie y flotó por encima del ajetreo urbano para dirigirse otra vez a la juguetería.

Otra vez, habría una figurita de un feroz guerrero vikingo portando una gran hacha y una espada, en un rincón del estante inferior a la espera de que alguien se lo llevase.

Tal vez alguien como tú.
....................................
Olat, Madrid, 27.11.2011
_________________
Odín, Thor, Freya, Balder, protejenos. Vali te hacemos valedor de nuestra venganza.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
OLAT
Odinista


Registrado: 15 Sep 2010
Mensajes: 44

MensajePublicado: Mar Nov 29, 2011 12:50 pm    Título del mensaje: EL HACHA DEL GUERRERO Responder citando

Muchas gracias, a ver si os gusta el Hacha del guerrero:
....................................................................................

Alfredito bajó las escaleras de su casa y salió a la calle. Los coches, la gente con prisas se le aparecieron de pronto. Puso toda su atención en cruzar.

Los pasos pintados de “cebra”, es decir unas rayas pintadas en el suelo de forma discontinua blanco-negro, le permitían pasar de un lado a otro con relativa seguridad. Pero mucho más, cuando cada paso se encontraba regulado por un semáforo, y sólo cuando se encendía la luz verde, sabía que era el momento de avanzar y cruzar las aceras.

Pero, ¿y si no venían coches?, pues a lo mejor si no se divisaban por la zona guardias de vigilancia, entonces uno podía atreverse a cruzar por el cebra aunque la luz se hallase en color rojo.

Mucho cuidado con el ámbar, porque esto era lo más peligroso, a veces, mucho más que cruzar en rojo, ya que al cruzar con este color por lo menos se tenía la seguridad de que cuando se cruzaba no venía ningún coche.

Pero el ámbar… el ámbar era un instante intermedio y los coches no solían parar y aceleraban para evitarse el rojo. Así, que uno debía quedarse totalmente parado en el borde de la acera y esperar a que todos los vehículos a motor frenasen totalmente y entonces poder cruzar.

Alfredito cruzó sin problemas con la luz en rojo. No se veían coches en ese instante ni por la derecha ni por la izquierda. Luego, se dio un paseo a lo largo de la calle y fue a pararse frente a un escaparate que llamó notablemente su atención.

En ese lugar se apilaban multitud de juguetes de todas formas y tamaños. Las fiestas de Navidad y Reyes se encontraban ya muy próximas y era este el tiempo donde los habitantes de la gran ciudad se lanzaban a un consumo desenfrenado, comprando de todo, y era también el tiempo de adelantarse y comprar los ansiados juguetes antes de que estos se agotaran.

Alfredito observaban todo pegando sus mejillas contra el cristal. Su cara parecía así de lo más graciosa, con la pequeña naricita deformada y los ojillos abiertos como platos.

De pronto, entre la inmensa juguetería, el chico se fijó en una pequeña figurita que se encontraba justo en una esquina de un estante inferior. Representaba a un guerrero vikingo. Portaba en una mano un gran hacha y en la otra una espada. La cabeza se hallaba cubierta por un yelmo y debajo colgaba una gran melena pelirroja.

Este era un juguete tradicional pero inesperado para el niño, y supo al momento que lo deseaba. Así que tímidamente abrió la puerta de la tienda y entro a preguntar por el precio.

5.95, le informó una simpática dependienta. Alfredito rebuscó en su carterita y sí, de allí salió un billetito de 10 regalo de sus abuelitos que en una reciente visita se lo habían ofrecido para la hucha.

Alfredito realizó la compra, recogió el cambio y se metió la figurita en el bolsillo del pantalón. Salió de la tienda muy contento y un tanto eufórico. Tanto que no reparó en nada y se dispuso a cruzar la calle casi sin mirar. Entonces, cuando estaba a punto de hacerlo, sintió un pinchazo que le produjo un molesto dolor en el muslo, justo debajo donde se encontraba el bolsillo, y justo donde se había guardado la figurita del feroz guerrero.

Se paró en seco y se palpó, notó que sangraba un poquito, probablemente se le había producido una pequeña herida, pero cómo había sucedido esto.

Se metió la mano en el bolsillo y extrajo la figurita. El guerrero vikingo tenía el hacha manchada de la sangre del niño.

----- “Maldito, te odio”… balbuceo.

Y acto seguido arrojó la figurita en un cubo de basura.

----- “Ya no te quiero, hala…. Malo, mas que malo.”

El niño lloraba.

Lo que ignoraba Alfredito, es que el vikingo le había salvado la vida. Si no se hubiese parado al sentir el hachazo del vikingo, entonces habría ocurrido una terrible desgracia, ya que en ese preciso instante un camión atravesó el paso de cebra a toda velocidad y el niño habría sido mortalmente arrollado.

Allí en el fondo oscuro de un cubo de basura se encontraba el guerrero y su espíritu salió a la superficie y flotó por encima del ajetreo urbano para dirigirse otra vez a la juguetería.

Otra vez, habría una figurita de un feroz guerrero vikingo portando una gran hacha y una espada, en un rincón del estante inferior a la espera de que alguien se lo llevase.

Tal vez alguien como tú.
....................................
Olat, Madrid, 27.11.2011
_________________
Odín, Thor, Freya, Balder, protejenos. Vali te hacemos valedor de nuestra venganza.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Weihsfugl Gautarson
Orden de Gaut


Registrado: 03 Ene 2011
Mensajes: 1085
Ubicación: Barakaldo (Vizcaya)

MensajePublicado: Sab Dic 03, 2011 11:53 pm    Título del mensaje: Responder citando

Eres un genio hermano!.

Un verdadero escaldo.

Muchas gracias a ti.

Wassail!! Ok Ok Ok Ok Ok Ok Ok Ok Ok
_________________
( Lo que importa es el espiritu)
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Odinismo - Ásatru -> Literatura Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group